El abismo de la estupidez

A veces no sé si estoy viviendo en el siglo XXI o en la Edad Media. El otro día la justicia decidió que el matrimonio homosexual era constitucional. Quizás mañana los científicos confirmen que la tierra no es plana y que no hay un abismo al final del océano, quizás la semana que viene se descubra que es el mono el origen de los hombres, y no Dios. ¡Sacad las armaduras y las enaguas!

Y pido perdón, porque a veces me pasa que me creo que estoy en una sociedad respetuosa, democrática y avanzada y tardo un poco en acostumbrarme a que, en pleno 2012, un tribunal tenga que decidir si la unión entre dos personas es legal o no. Y lo más escandaloso: que haya gente que, pese a todo, insista en parapetarse en su ceporrismo, aunque ellos lo llamen “convicciones”. Y ya el súmmum de lo aberrante: que estas personas se atrevan a hacer alarde de ello en tertulias, columnas o editoriales.

Nos creemos tan libres… hasta que la misma iglesia que quería ver arder a Copérnico, y sus mismos prejuicios, pretenden meterse en nuestras casas y decidir con quien podemos dormir y con quien no. Aunque las formas han cambiado y ahora, en vez de hogueras, tenemos recursos a la constitucionalidad. La constitución, esa cosa que tanto nos interesa cuando queremos y que mejor no sacar cuando hablamos de derecho a vivienda digna, a sanidad, o a educación pública…

Vergonzoso me parece que alguien tenga que decidir si lo que sienten dos personas es amor, o enfermedad, o como lo llaman ahora: “constitucional”. Porque a mi no me engañan, lo de “lo que no queremos es que se llame matrimonio” es la forma políticamente correcta que han elegido para manifestar sus prejuicios retrógrados y medievales.

La solución consiste en resistir y seguir avanzando, descubriendo que el único abismo que hay al final del océano es el de la incultura y que lo único plano es el electroencefalograma de quien lo duda.

Carmen Torreblanca

Enlaces relacionados:

Los obispos españoles advierten de que el matrimonio homosexual es ‘injusto’
Matrimonio gay y restauración conservadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s