Todo por la audiencia o cómo jugar con el espectador

“Líderes de audiencia”. Es de lo primero que presumen las cadenas. Y también lo único que parece importarles. El problema es que por audiencia entienden, solo, aquella que les permite ganar cada noche la combatida batalla del prime time. Ya no importa ese otro matiz del concepto de audiencia que hace referencia al público fiel y crítico. Todo lo contrario. Ahora solo importa un dato, un porcentaje que asegure el objetivo del share, aunque se pase por alto esa parte de la audiencia que todavía cree en la televisión.

Imagen promocional de la segunda temporada de Gran Hotel. Fuente: http://www.antena3.com

Ahora el espectador es maltratado, y el producto televisivo, también. Ya no vale la pena engancharse a una ficción, pues, cuando comenzamos a ver anunciado un reality o talent show que se estrenará dos meses después, sabemos que poco importará nuestra fidelidad.

La ficción ha quedado relegada a un segundo plano. Sobre todo, las veteranas. Total, como siempre tendrán su público, pues juguemos con él: cambios de horario, movimientos de parrilla de última hora para contraatacar a la cadena rival (Los Protegidos, Aída), enfrentamientos entre productos estrella (Tu Cara me Suena, La que se avecina, Isabel), mantener ficciones en la cuneta varios años por no ser suficientemente potentes (Hospital central) y la última moda, cortar series a mitad de temporada porque no logran imponerse a la opción rival (Gran Hotel).

Foto de archivo de Hospital Central. Fuente: http://www.telecinco.es

En televisión ya no hay margen para el error, ni siquiera para la adaptación. El programa debe tener éxito antes de estrenarse para mantenerse más de tres semanas en parrilla, de ahí la excesiva promoción. Algunos ni se estrenan (Guasap). Así, se incita a valorar el producto antes de ser visto, tirando por tierra el trabajo de actores, directores, guionistas o presentadores.

Parece no importarnos la calidad, pues esta es la televisión que tenemos en España. Al menos, la que el mercado quiere que impere. Y aquí, como en todo últimamente, el mercado manda.

Claudia O. Chiveli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s